Eva Perón

Evita Vive de Néstor Perlongher

Editorial Eloísa La Cartonera.

Anuncios

(7 Mayo 1919 – 26 Julio 1952)

Colección Santa Edita. Diego Kehrig Editor

Respira

img_6379-animation

Posadas 1557

evitaEn este edificio de Buenos Aires entonces denominado Golden Residence fue la primera residencia de Evita Duarte de Perón en la Calle Posadas (1942-1944)

Lluvia que ostenta la derrota, permanganato que del cielo quema, antisépticos claveles urde, escarapelas y cadáveres

IMG_5221

Eva Perón

Antorchas. Miles de fieles se obstinan en la noche. Una chispa podría deshacerme. Desfigurar mi prodigio. Descubrirán muy tarde, las rosas, mi secreto

IMG_6457

Despacho de Eva en el Centro Cultural Kirchner 

  

Eva no duerme

PRV030815-008F01

El actor leonés Imanol Arias (Riaño, 1956) vuelve a su otra casa, San Sebastián, para presentar “Eva no duerme”, la crónica del viaje por Europa del cuerpo embalsamado de la primera dama argentina Eva Perón, una política amada y odiada a partes iguales, y motivo de confrontación incluso después de muerta.

“Es una película muy interesante y muy potente, y políticamente muy perturbadora”, explica Arias, para quien volver a San Sebastián “es un regalo siempre”.

“Eva no duerme” relata la odisea que vivió el féretro con el cuerpo embalsamado de la política argentina Eva Perón por Europa, desde su muerte en 1952 y hasta su entierro en el cementerio argentino de La Recoleta 25 años más tarde, a través de tres cuentos.

La primera de las etapas está protagonizada por el embalsamador de Evita, Pedro Ara, personaje al que interpreta Arias, un señor de clase alta y de origen español, “monárquico”, “que había trabajado para el ejército”, y “despreciaba el peronismo”, pero que, con el paso del tiempo, explica Arias, “fue el único que la defendió frente a los militares”.

“La última imagen de Pedro Ara es frente al cuerpo defendiendo algo que personalmente había defenestrado como figura, y que le costó su matrimonio y su vida”, explica asombrado.

El embalsamiento que realizó fue “tan, tan, tan increíblemente perfecto”, precisa Arias, que se dice que precisamente esa fue la tragedia de Evita y lo que “no la dejó dormir ni descansar nunca”.

El filme se completa con la historia del robo del cuerpo por el teniente coronel Carlos Eugenio Moori Koenig en la noche del 23 de noviembre de 1955, y el secuestro y muerte del presidente Pedro Eugenio Aramburu.

Dirigida por Pablo Agüero, ganador del Premio del Jurado de Cannes con su debut, el corto “Primera nieve” (2006), y un hombre “experto en festivales”, en palabras de Arias, la cinta está rodada en plano secuencia y mezcla realidad, a través del uso de archivo histórico, con ficción a través del trabajo de los actores.

La película cuenta, además, con el argentino Gael García Bernal en el papel del Almirante Emilio Eduardo Massera, uno de los principales protagonistas de las batallas de la dictadura argentina contra los disidentes políticos.

La muerte de Evita es una historia conocida a la vez que “desconocida”, matiza Arias, para una sociedad que conoce bien “quién fue” la política argentina, pero no “todo el trasiego” que había detrás, con anécdotas como su escondite en Milán, el accidente que tuvo la ambulancia que la trajo a Madrid o las vejaciones al cuerpo.

10351085_1596542333918407_6627032718194388891_n

Una figura llena de simbología que fue “amada” y “odiada” en su país a partes iguales, precisa Arias, quien ya había leído la novela de Tomás Eloy Gutiérrez antes de saber que haría una película sobre ella, y siempre ha tenido la sensación de que esta mujer fue “alguien que toda la vida había servido para contentar a los demás”.

“Tenía tanto poder de fascinación que le tenían miedo tanto los peronistas como los militares; con el cuerpo de Evita,-apunta- aunque fuera muerta, la dictadura argentina tendría problemas, y los tuvo: mientras no salió del país no se instaló la dictadura argentina”.

Arias no entiende muy bien esa fascinación sobre quien describe como alguien “humilde”, “casi una prostituta”, añade, y una “actriz normal” que acompaña y entrega su vida al líder, y que tenía una forma desgarrada de hablar en un momento determinado.

“Son mitos históricos y mitos de la política, de los que uno nunca sabe el por qué de esa fascinación”, argumenta.

En España no ha habido nunca una figura que haya despertado tal magnetismo, “quizás los Reyes Católicos, pero era otro momento social”, se corrige, porque, en su opinión, “aquí hemos sido mucho más ramplones con nuestros dirigentes”. Sara Ledo.

Lafinur 2988, Ciudad de Buenos Aires

IMG_6932

Es un petit hotel de planta baja y dos pisos construido por la familia Carabassa en la primera década del siglo XX, y luego intervenido por el arquitecto Estanislao Pirovano en un reciclaje que conjuga elementos del renacimiento español e italiano en sus tres niveles y torre.

En 1948, esta casona de la calle Lafinur en la Ciudad de Buenos Aires, fue adquirida por la Fundación de Ayuda Social Eva Perón para albergar al hogar de tránsito Nº 2, un lugar que recibía a mujeres del interior del país con problemas de salud, trabajo, documentación o vivienda en su paso por Buenos Aires.

Desde el 2000 funcionana allí el Instituto que intervino el edificio para instalar el Museo Evita, con un plan director que respetó, restauró y puso en valor aquellas áreas que le dieron identidad. Se inauguró el 26 de julio de 2002, al cumplirse 50 años del fallecimiento de Eva.

IMG_6925El 18 de julio de 1948, Evita inauguró el Hogar con estas palabras, “El Hogar de Tránsito ampara al necesitado y al que momentáneamente no tiene hogar… todo el tiempo que sea necesario hasta que la ayuda social le encuentre trabajo y vivienda.  Evita ofreció a las mujeres y los niños “una puerta abierta, una mesa tendida, una cama limpia,” y también “consuelo y estímulo, aliento y esperanza, fe y confianza en sí mismo.”

Feria del Libro Peronista, Espacio Paka-Paka

Diario Noticias, noviembre 1973

1-IMG_4226

“No pretende ser una obra de arte, sino un documento” DR. PEDRO ARA ANTE SU OBRA

  

7 de mayo: Cumpleaños de Eva Perón

IMG_3967

Detrás del cortinado rojo del pasillo Eva descubre esos objetos que ingresaron con el sigilo con que el libertino desliza en la casa un par de prostitutas. Son dos tubos de oxígeno, golpeados y rayados por el traqueteo, de ir de una muerte a otra.

20130727-021321.jpg

“La pasión según Eva”, Abel Posse